Te compartimos una serie de consejos para cuidarte y protegerte del sol a la vez que disfrutás del aire libre. Cómo elegir protección solar, cuáles son las prendas de vestir alidadas en los cuidados, medidas de prevención para bebés y niños y por qué el sol también puede ser un buen amigo para tu cuerpo. 

Los datos sobre formas eficientes de cuidados ante peligros del sol cambian todo el tiempo. La ciencia cada vez aporta más información sobre este tema porque, lo cierto, es que los rayos solares provocan daños, muchas veces irreversibles.

¿Es posible disfrutar del verano sin que el cuerpo corra peligro? ¿Existen maneras fáciles y confiables de controlar los posibles daños en la piel y sus consecuencias a futuro? ¿Los niños pueden tomar sol? ¿La luz solar, a pesar de todo, tiene beneficios para el cuerpo humano?

¿Cómo elegir un buen protector solar?

Si bien es cierto que, con el paso de los años, se instaló la conciencia del uso de protección, aún existe mucha desinformación sobre las características de los protectores. Lo primero que hay que saber es que existen dos tipos específicos de rayos: UVA y UVB. Los primeros producen envejecimiento prematuro y los segundos quemaduras. Para una mejor prevención, es importante chequear que el producto resguarde de ambos. 

Cada año 13 millones de personas reciben diagnóstico de cáncer de piel y más de 65.000 mueren por esta razón.

FUENTE: Skin Cancer Foundation

La sobre exposición a ambos tipos de rayos sostenida en el tiempo puede producir cáncer de piel. Entonces, si una pantalla en su envase indica que tiene protección contra los “rayos UV”, eso significa que preserva al cuerpo de las dos variantes. Por lo tanto, es una buena elección para prevención y cuidados. 

Los protectores solares están rotulados con la sigla FPS, que en inglés significa “factor de protección solar”. Esa es la unidad de medida de la protección, pero solo para rayos UVB. Las cantidades se relacionan con el tiempo que el sol tardará en quemar la piel cubierta con el producto en comparación a lo que sucedería sin el mismo. Los expertos recomiendan utilizar FPS de 30 o más. Así mismo, los que superan 50 de FPS sólo tienen un poco más de protección solar.

Te compartimos una serie de consejos para elegir tu protección solar y protegerte del sol a la vez que disfrutás del aire libre.
La ropa, esa gran aliada contra los rayos UV 

Las prendas de tela son muy útiles para prevenir el daño que producen los rayos UV. Sobre la ropa, hay algunas cuestiones que son muy prácticas para tener en cuenta al momento de resguardarse de probables lesiones por el sol:

  • Tipo de tela: Las más eficientes para la protección solar son las sintéticas o semisintéticas como, por ejemplo, el poliéster cuyo entramado no permite el paso de los rayos. Lo mismo en el caso del jean. Algodón y lienzos más ligeros protegen menos. Preferir el mate al brillo.  
  • Textura: Siempre las telas más gruesas ofrecen una barrera más contundente contra los rayos, al contrario que las fibras livianas como sedas y fibranas. 
  • Colores: El negro, y los colores oscuros en general, absorben más los rayos UV. Mejores Las mejores opciones son los blancos y los pasteles. 
  • Normas de protección de fábrica: Se trata del Factor de Protección Ultravioleta (FPU) y es una etiqueta que identifica las prendas que ya contienen protección solar. Además, conllevan un número que determina una fracción de rayos UV que pueden ser bloqueados por la tela. 

Los bebés menores de 1 año no deben recibir en su cuerpo contacto con los rayos solares de ninguna forma. Desde los 6 meses se indica protección solar FPS 50 o mayor con renovación cada 2 horas y luego de salir del agua.

FUENTE: Ministerio de Salud de la Nación

FUENTE: Ministerio de Salud de la Nación

Según la Skin Cancer Fundation, las dos partes del cuerpo más expuestas al sol, y las menos protegidas por telas, son la cabeza y el cuello. En ambos sectores se producen los dos tipos de cáncer de piel más comunes que son carcinoma basocelular y carcinoma escamocelular. Por eso los expertos recomiendan el uso de sombreros como principal forma de prevención. 

El sol y los cuidados en niños y bebés 

Los niños y niñas son la población más sensible a los peligros que presenta la exposición solar. Para ellos y ellas hay indicaciones precisas de especialistas de la American Academy of Pediatrics (AAP):   

  • Los bebés menores de 6 meses no pueden utilizar protectores solares, por tanto, no pueden exponerse al sol de ninguna manera
  • La mejor forma de proteger a los niños pequeños de los rayos UV es mantenerlos en la sombra o cobertura total con prendas de vestir
  • Todos los bebés deben utilizar usar gorros, permanecer fuera del sol entre las 10 AM y las 4 PM y, en caso de sufrir quemaduras, tratar con compresas frías y consultar urgente al pediatra.  

Según los expertos los mejores anteojos de sol para proteger la vista de los rayos UV son los que indican que pueden bloquear entre el 99 y 100 por ciento.

FUENTE: ANMAT

Para los niños mayores de un año que son protegidos con pantallas solares se debe tener en cuenta que la eficacia del producto demora 30 minutos desde su colocación. Antes del uso total es recomendable hacer una prueba en una pequeña porción de piel para testear posibles reacciones alérgicas.  

Te compartimos una serie de consejos para elegir tu protección solar y protegerte del sol a la vez que disfrutás del aire libre. No todos los protectores son iguales por eso, si tenés dudas, te recomendamos agendar un turno con un dermatólogo que te indique cuál es el tipo de protección solar que tienes que utilizar. En www.wiri.la podés agendar turnos para esta misma semana a precios accesibles, presenciales o de telemedicina.
No todos los protectores son iguales por eso, si tenés dudas, te recomendamos agendar un turno con un dermatólogo que te indique cuál es el tipo de protección solar que tienes que utilizar. En www.wiri.la podés agendar turnos para esta misma semana a precios accesibles, presenciales o de telemedicina.

Cuando el sol también puede ser un amigo 

A pesar de todas las medidas de prevención para evitar daños, es necesario recordar que el sol también es una fuente de energía natural. Los rayos solares proveen al cuerpo humano muchos beneficios para la salud, entre ellos la vitamina D. Las personas, a medida que avanzan en su edad, cada vez más necesitan incorporar la vitamina D. 

Un jean de color azul oscuro solo deja que 1/1700 rayos UV tomen contactos con la piel. Esto sucede gracias a las medidas de Protección Ultravioleta (FPU) de fabricación textil. 

FUENTE: Skin Cancer Foundation

Si bien no está determinada por la ciencia una cantidad exacta de vitamina D conveniente para el organismo, los expertos recomiendan absorber estos nutrientes. Si en un estudio de laboratorio de rutina el nivel de vitamina D es bajo, entonces se indicará un suplemento extra para complementar. Por esa razón, se aconseja incorporar energía solar en horas autorizadas. 

Todas las dudas y consultas sobre cómo aplicar los cuidados correctos en relación al sol durante el verano deben ser referidas con un médico especializado en dermatología. Wiri Salud cuenta con una completa cartilla de profesionales que brindan atención de forma presencial y por telemedicina. Podés sacar tu turno en www.wiri.la y atenderte esta misma semana sin trámites, papeleos ni demoras.

Producción: Equipo de Marketing Wiri Salud
Texto: Fernanda Santágata para agencia Olson Harris